Valencia Opinión Revista - Noticias de la Comunidad Valenciana y sus pueblos

Un gran dictador socialista de derechas.

Emilio Castellote_____

Fue una realidad y en estos tiempos tan procelosos en los que todos los partidos que se dicen democráticos se consideran portadores de los valores eternos de democracia, de los beneficios sociales, de la defensa de los trabajadores, de sus sindicatos, de las leyes laborales, de las pensiones etc etc .Resulta que todo el entramado por el que se deslizan los partidos y sus líderes fue establecido por un Dictador Socialista de Derechas.

Vamos a recuperar la Memoria Histórica de aquella creación a partir de la nada. Creación en la que se apoyo la redacción de Artículos importantes de la Constitución del 78, que se mantuvieron vigentes durante la Transición y en vías de modificación en este momento, siendo paradójicamente la izquierda, la mayor defensora de mantenerlos sin enmienda alguna. La Creación del de aquel Estado de Bienestar que fue posible, principalmente por el orden establecido y porque para los dirigentes, por encima de todo estaba el resurgir del pueblo español.

Se inicio en plena guerra civil en la zona Nacional, por la preocupación social ya en 1937 creando el Auxilio Social, que dio de comer gratuitamente a familias enteras, de cualquier condición y que además no era necesario consumirlas en el comedor, pues se podían llevar las comidas a casa en aquellas fiambreras apilables, para separar los diferentes alimentos.

Su vida fue larga pues en 1976 paso a depender del Instituto de Asistencia Social, dependiente del Ministerio de la Gobernación. Sus canales de financiación fueron varios, la cuestación publica cada 15 días, la ficha azul, el día del plato único el 1 y el 15 de cada mes. En todos los restaurantes de España se recaudaba su importe para el Auxilio Social. La solidaridad del pueblo era patente.

Las leyes de previsión social de 1900, se refería solamente a accidentes de trabajo, en 1905 se crea el Instituto de Reformas Sociales, en 1908 el Instituto Nacional de Previsión, en 1919 el Retiro Obrero y en 1929 el Seguro de Maternidad, siempre bajo gobiernos conservadores.

La obra legislativa de la II republica entre 1931 y 1936 incluyo leyes como Jornada laboral máxima, contrato de trabajo, reguladora de la colocación obrera, laboreo forzoso o Ley de Bases, sobre accidentes de trabajo. En 1936 apenas había medidas de protección y estaban sobre sectores muy limitados.

Fue nuevamente el Dictador Socialista de Derechas, así mismo en 1938 y en plena guerra que promulgo el Fuero del Trabajo, para la zona Nacional constituyendo la base de la Seguridad Social, tal y como la entendemos ahora, comprometiéndose el Estado a ampliar los seguros de vejez, invalidez, enfermedad y paro forzoso. Su nueva promulgación en 1945 garantiza un cuadro completo de seguros sociales, creando mutualidades, montepío de servicio domestico, y régimen de autónomos, pensiones, natalidad, familia numerosa, asignaciones por hijo, incluso ilegitimo, Si bien las prestaciones eran amplias y las mejores de Europa, las ayudas resultaban escasas.

El art 41 de la Constitución del 78 conservo el modelo contributivo y asistencial expresando claramente en su texto Los poderes públicos mantendrán un régimen público de Seguridad Social para todos los ciudadanos, que garantice la asistencia y prestaciones sociales suficientes ante situaciones de necesidad, especialmente en caso de desempleo. La asistencia y prestaciones complementarias serán libres".

No habría sido un Régimen General de Seguridad Social si no se hubiera complementado con los servicios necesarios para la reconstrucción de pueblos, la creación de un parque de viviendas y de residencias o colonias para veraneo. Así en 1938 se creó el Servicio Nacional de Regiones Devastadas y Reparaciones, La Obra Sindical del Hogar y Arquitectura en 1939, Educación y Descanso en 1940. Y la protección social seguiría desarrollándose con las Universidades Laborales, verdaderas escuelas taller, concursos de destreza en los diferentes oficios, demostraciones deportivas y artísticas. Todo verdaderamente enlazado para que los productores, los trabajadores de entonces, tuvieran a su alcance cuento jamás hubieron soñado sus progenitores, aunque estos fueran republicanos.

Fue un ejemplo de cómo hacer en medio de una tremenda crisis, en una posguerra que el país se había quedado sin su tejido productivo y el empobrecimiento de la población era patente!!Que semblanza tan viva hoy Se acometieron medidas productivas, que ilusionaban a la inmensa mayoría y el pueblo conseguía trabajo sin problemas, se estableció el pluriempleo, siempre legal, no existía paro ni el trabajo sumergido y tan solo el mercado negro se desarrollo en el gremio de la alimentación, con el estraperlo. Siempre aparece cuando el Estado controla lo que ha de ser libre.

Naturalmente se carecía de un sistema democrático, como el actual, pero estoy seguro que si este hubiera existido jamás habríamos llegado a donde se llego. Se creó un Estado Fuerte y dirigente pero se mantuvo la propiedad privada y el establecimiento de condiciones para la libertad de creación de empresas por la iniciativa privada. Socialismo de derechas, pues estas empresas estaban sometidas al Fuero del Trabajo en lo concerniente a la contratación de productores y a los sindicatos verticales. La defensa del puesto de trabajo de los productores estaba asegurada. No obstante como el mercado de trabajo en todos los años que duro la Dictadura siempre era de demanda, los productores se podían cambiar de empresa libremente, sin el previo aviso al patrono, sin incurrir en responsabilidad ni penalización alguna. Los productores si podían libremente vulnerar la ley de contratación.

Si nos fijamos estas condiciones férreas se mantienen aun hoy en el mercado de trabajo español, defendidas principalmente por los Sindicatos Verticales, pero aun más férreas pues entro en juego la indemnización por despido al iniciarse una nueva situación el parado. Esta nueva figura que apareció a partir de 1976 fue protegida en 1978 y hasta 1986 no se denomino Instituto Nacional de Empleo.

La Ley de Unión Sindical de 26 de enero de 1940 concentra en la Organización Sindical de la Falange toda actividad sindical que establecía que empresarios y trabajadores se integrarían en una única organización sindical bajo el mando de F.E.T. y de las J.O.N.S. por ramas de producción, llamado cada uno de ellos, Sindicato Nacional. Como se ve dependían del gobierno, como actualmente, al ser sindicatos mayoritariamente de Izquierdas UGT y CCOO. La única diferencia importante con lo establecido en 1940, es que los empresarios quedaron fuera. Pues los Sindicatos Verticales centrales y por ramas de producción se mantienen vivos.

La infiltración comunista en los Sindicatos verticales se produjo en la clandestinidad, los sindicatos ilegales ganaron la fuerza CCOO, UGT, USO, CNT. La OSE (organización sindical española) subsistió hasta 1976 que fue abolida por Adolfo Suarez, pero hasta ese momento, los empresarios preferían tener acuerdos con los sindicatos ilegales.

Los Sindicatos de Clase fueron legalizados en 1978, pero su organización vertical y su dependencia de los presupuestos del Estado los mantienen dependientes del gobierno de izquierdas siempre que este, esté en el poder. Como lo decidió el Dictador Socialista de Derechas para defender a los productores.

La creación de empleo fue una constante durante la Dictadura Socialista de Derechas pues a las condiciones establecidas para las Pymes de entonces resurgieran, se unía la protección del mercado español, pues todo aquel que quisiera vender un producto en España si este no era de fabricación nacional no tenia opción, salvo que montara una fabrica para ese producto en España. A esto se unió el Instituto Nacional de Industria creado en septiembre de 1941 bajo las siguientes premisas:

Propulsar y financiar, en servicio de la Nación, la creación y resurgimiento de nuestras industrias, en especial de las que se propongan como fin principal la resolución de los problemas impuestos por las exigencias de la defensa del país o que se dirijan al desenvolvimiento de nuestra autarquía económica.

Con este fin se desarrollaron en España las industrias Hidroeléctrica, petrolífera, minera, naval, siderúrgica, de automoción, aeronáutica etc. en 1980 se inicio la privatizaron de estas industrias y desapareció el INI

Aquí cierro este sucinto resumen de beneficios sociales creados, impulsados y logrados por aquel Socialista de Derechas que murió el 20-N-75 y es sorprendente que también en un 20-N-36 muriera fusilado, otro socialista de derechas como lo era José Antonio Primo de Rivera y la casualidad lo quiso y ese mismo 20-N-36 muriera Buenaventura Durruti feroz marxista, pero este lo hizo en el hotel Ritz de Madrid, sorprendente el marco para un "paria de la tierra" y esperemos que el próximo 20-N-11, muera el Zapaterismo, que ha labrado en siete años una nueva posguerra llevando a España a las más bajas cotas de prestigio internacional, económicas ,de empleo y de incertidumbre y de desilusión nacional.

Nadie habla de cómo se articulara a partir del día 21-N la reconstrucción de nuestro tejido productivo, de nuestras Pymes las mayores creadoras de empleo, del crédito para que una economía bien dirigida pueda restablecer la confianza de los inversores en España, no hablo ya de los extranjeros ,simplemente de los españoles.

Cuanto estableció el Dictador Socialista de Derechas relativo a lo social, laboral, sindical y patronal, deberá ser abolido a pesar de la defensa que de ello hace la izquierda (!!!) y con firmeza, sin paños calientes, sin querer complacer a todos.

Hay que establecer unas condiciones laborales similares a las de los países con los que tenemos que competir, unos Sindicatos que se soporten ellos mismos, unas cargas sociales y fiscales al empresario, que sean así mismo similares a las de sus competidores, un precio de la energía competitivo, una banca capaz de acompañar el crecimiento, sin la usura desplegada anteriormente, estudiando proyectos y creyendo en ellos. Es decir mirando a lo que los países más desarrollados tienen, pero mirando todo, no solo lo que conviene en algún momento, sin olvidar que tenemos unas industrias estratégicas que serán siempre nuestras, si el próximo gobierno así las siente, como son: la Pesca, la Agricultura, el Turismo y la denostada Construcción, con mayúsculas las escribo pues capital importancia tienen a mi parecer.

Es tanto lo que el Gobierno que entre tiene que reestructurar, que miedo me da el invierno pues entre los indignados, afligidos, desoídos, desposeídos, cesantes, juglares de la izquierda ,no tendrá plazas suficientes Madrid y otras capitales para acoger los campamentos de refugiados que ha consentido el ultimo Ministerio de Interior.

El mimetismo que practican los que no les gusta trabajar y quieren vivir de la solidaridad, lo que llaman solidaridad, que es trabaja tú y dame lo que yo necesito para seguir tocándome la barriga, se seguirá practicando, si no se determina que las Fuerzas del Orden, se comporten como tales y no como negociadores.

No se me olvidaban las Fuerzas del Orden. Estos cuerpos denominados de Seguridad del Estado deberán ser instruidos de nuevo y dotados de medios materiales disuasorios y apoyados por leyes duras de por si disuasorias, que son bien democráticas. Veamos como en UK han disuelto las concentraciones y desmanes con camiones bomba de agua como hacia aquí el Dictador Socialista de Derechas. Y sigamos viendo como han puesto a trabajar para la colectividad, con un chaleco distintivo, a cuantos detuvieron por su actividad. Son procedimientos democráticos ejemplares, nunca fascistas.

Un país tan solo puede prosperar dentro de la ley y el orden y con seguridad jurídica y esta se produce cuando los cuatro poderes son independientes. Tan solo así se puede decir que se vive en Democracia y vendrán las moscas inversoras a esta miel, que es la mejor Agencia de Clasificación.


0 Opiniones
Dinos lo que piensas, deja tu comentario
30368 + 1

Campos obligatorios (*)

El email no será publicado.

Por seguridad, toda etiqueta HTML será reemplazadas a texto