Valencia Opinión Revista - Noticias de la Comunidad Valenciana y sus pueblos

Por la igualdad. Día Internacional de la mujer trabajadora

Roberto Rodrigo

Hoy, 8 de marzo, se cumple un siglo del primer día de la Mujer Trabajadora. Hace cien años con el fin de reivindicar los derechos de la mujer Alemania, Austria, Suiza y Dinamarca instauraron la celebración de este día para reivindicar los derechos de la mujer.

Hoy se recuerda a las 129 mujeres trabajadoras que en 1904 murieron carbonizadas en el incendio de la fábrica donde trabajaban y en la que se habían encerrado para pedir mejores condiciones de trabajo. Hoy, millones de mujeres de todo el mundo alzan su voz para denunciar injusticias y reclamar sus derechos.

Fueron, son y serán mujeres anónimas y célebres protagonistas del compromiso de la lucha por la igualdad de oportunidades. Se han dado grandes pasos. La Declaración Universal de Derechos Humanos defiende la igualdad entre hombre y mujeres. La Constitución Española la garantiza y protege en nuestra nación. Y como no siempre se cumple, la sociedad española debe dar la cara por el igualitarismo, por las obligaciones y por los deberes de todos los ciudadanos, ya sean hombres o mujeres.

El PSOE siempre ha hecho demagogia y propaganda con la mujer. Zapatero no puede dar la cara por la igualdad en España ya que el Gobierno socialista ha provocado la mayor desigualdad de la mujer: el paro y el subempleo. España es el país de la Unión Europa con el paro femenino más alto, alcanzando los 2.164.651 de mujeres que quieran trabajar y no pueden. Con los Gobiernos del Partido Popular, esa derecha cavernaria, más de 2.000.000 de mujeres encontraron trabajo y se redujo a la mitad la tasa de paro femenina del 30% al 15%.

El Gobierno de Zapatero dificulta aún más a las españolas la conciliación de la vida laboral y familiar. Ha olvidado a las trabajadoras por cuenta ajena, a las autónomas, a las empresarias, a las que todos los días en las distintas ciudades españolas y en los polígonos industriales, se encuentran con la enorme dificultad de de conciliar su vida laboral, personal y familiar. Ha recortado el presupuesto de conciliación. Niega la ampliación del permiso de paternidad para homologarlo con Europa. De esta forma, el 85% de las españolas que trabajan renuncian a tener otro hijo exclusivamente por motivos laborales.

De la misma forma, la ley de Igualdad es papel mojado que no recorta la diferencia salarial. En el último año, se ha reducido en un 10% el número de mujeres directivas en las empresas españolas. En España la brecha salarial se sitúa en el 22%, por lo que sigue a mucha distancia de países de nuestro entorno como Italia (5%) o Portugal (9%). Estoy de acuerdo con la propuesta del PP de considerar como tiempo cotizado el que dediquen aquellas mujeres que salen del mercado laboral para atender a su familia.

La Ley de Violencia de Género ha sido un auténtico fracaso porque sólo fue propaganda que no preveía medios para luchar contra esta lacra. En 2010 murieron 71 mujeres por violencia de género, más que nunca. Y en lo que va de 2011 ya son 14 las mujeres asesinadas. No se han puesto en marcha mecanismos de protección de las mujeres, ni de coordinación entre administraciones ya que no existe un expediente único.

Hay que conseguir la igualdad real de las mujeres. No es lógico que las funcionarias de prisiones se vean perjudicadas por la Ley de Igualdad del PSOE que las obliga a trabajar en los centros penitenciarios de varones. Y a pesar del voto en contra del PSOE en el Senado, se consiguió exigir al Gobierno de Zapatero la prohibición del uso del burka en espacios públicos.

El PSOE siempre se llena la boca de igualdad de la mujer, sin embargo, en el Partido Popular las mujeres ocupan puestos de máxima responsabilidad, siendo el partido con más alcaldesas en ciudades de más de 100.000 habitantes: casi 2 millones de españoles tienen una alcaldesa del PP. La única presidenta de una Comunidad Autónoma es Esperanza Aguirre y María Dolores de Cospedal, Luisa Fernanda Rudí, Isabel Pérez Espinosa y Alicia Sánchez-Camacho son presidentes del PP en sus respectivas Comunidades Autónomas. Y también son mujeres las que ocupan los más altos puestos en el PP y en el Grupo Parlamentario: la Secretaría General, la Vicesecretaría de Organización y la Portavocía del Grupo Parlamentario Popular.

Y si hacemos eso que le gusta tanto a nuestro Gobierno socialista, si hacemos memoria histórica, en los años "30 en las Cortes Constituyentes sólo había dos mujeres y no eran socialistas. Una era Clara Campoamor que representaba al Partido Radical y la otra, Victoria Kent lo hacía por la formación Radical-Socialista. Y además, la radical-socialista se opuso con contundencia al sufragio femenino sin ningún tipo de limitaciones defendido por Campoamor.

Los debates en cuestión versaron sobre los artículos 25, 36 y 51 y se produjeron los días 1, 2 y 8 de septiembre de 1931. En conclusión, fueron las derechas y sólo parte de las izquierdas, quienes sacaron adelante la igualdad de la mujer para acceder a las urnas.

Para más inri, a la única mujer que defendió el sufragio universal, Clara Campoamor, con cuyo nombre anunció Zapatero la creación del premio "Mujer y Parlamento", fue acusada por la izquierda en el 1933 de ser la culpable de la victoria de la derecha al haber conseguido el voto a la mujer.

Parece ser que no fue Dios quien, de una costilla de Adán, creó a la mujer, nooo, fue el PSOE quien la inventó. Venga hombre! que no venga el PSOE y el circunflejo Zapatero a adueñarse de la lucha por los derechos de la mujer. El PSOE no fue el promotor del voto femenino. Y no sólo eso, gran parte de su formación fue abiertamente contraria a la concesión de ese derecho a la mujer. El partido socialista de la República estaba profundamente dividido. Incluso Indalecio Prieto se opuso férreamente, lo que le llevó a ausentarse del hemiciclo en la votación arrastrando con su actitud a un buen número de diputados del PSOE.

Ni el Diario de Sesiones miente, ya que revela sobre la actuación del PSOE ante tal acontecimiento, ni la vida real porque las cifras no engañan. Bienvenidos señores socialistas a los hechos históricos. Por mucho que se tergiverse la historia con invenciones y atribuciones ficticias no podrán con la verdad. Este gobierno va a cien, va haciendo el ridículo.

Parafraseando a George Orwell, el lenguaje político socialista está diseñado para lograr que las mentiras parezcan verdades y para dar una apariencia de solidez al mero viento. Por esto, los ciudadanos debemos dar la cara por una sociedad más justa y más libre, por una sociedad en igualdad.


3 Opiniones
  • Mirian

    09.03.2011

    Desde la otra izquierda... y por todas las mujeres.

  • M Angeles Muñoz.

    08.03.2011

    A Zapatero se le llenaba hoy la boca, con la igualdad, con la paridad, y con todos esos rollos macabeos, a los que nos tiene ya más que acostumbrados y hartos. Pero con lo que no cuenta EL, es con lo difícil que lo tenemos las madres trabajadoras, que además somos autónomas y empresarias, para poder estar con nuestros hijos y a la vez, sacar hacia delante la empresa. Esa empresa que el se ha encargado de echar por tierra. Y tampoco creo que el ideal de mujer trabajadora sea, la Ministra Leyre Pajín. Zapatero no se ha acordado de las miles de mujeres, que no son remuneradas, pero trabajan, si señores, trabajan en sus casas, para mantener la unión familiar, para mantener los hijos, y creo, realmente, que el día 8 de marzo, se le debería rendir homenaje, a todas esas mujeres, que no tienen salario por su trabajo, pero que no hay dinero en el mundo para pagarlo. A ti Roberto, darte mi enhorabuena, por qué el artículo es muy bueno, es sincero y verdadero. Un saludo

  • Anónimo

    08.03.2011

    Gran artículo

Dinos lo que piensas, deja tu comentario
14379 + 1

Campos obligatorios (*)

El email no será publicado.

Por seguridad, toda etiqueta HTML será reemplazadas a texto