Valencia Opinión Revista - Noticias de la Comunidad Valenciana y sus pueblos

Nuestro kremlin, sin glásnost por la gracia de Dios.

Emilio Castellote____

No es una Institución administrativa, y por tanto la transparencia no le afecta. Me viene a la imaginación el coro de las iglesias de las órdenes religiosas de clausura, que estaba velado por una celosía desde la que veían el mundo, pero a las madres no se las distinguía.

Chirria en estos tiempos convulsos mantener este tipo de privilegios, de manera que legalmente la ley no sea igual para todos, como tan ligeramente se dijo que lo seria. Es chusco que podamos conocer a través de los PGE, lo que nos cuesta de nuestros ahorros la Casa Real, y en adelante que será a cargo de nuestras privaciones, no podremos saber en qué se lo gastan.. no es de recibo. Sus miembros deberían ser los primeros en facilitar su divulgación. El poder Divino ya no delega en el Monarca.

Una ley de transparencia no debe de sentirse como una tarifa para delinquir, solo le falta el carnet por puntos para los Administradores Públicos. Esta Ley debería ser de aplicación desde la misma cúspide de esta pirámide que tenemos ya como sociedad, basada nuevamente en un régimen señorial como antaño, marcada por la desigualdad civil y estratificada según su influencia. Una desigualdad diremos legal, con base en los estamentos, castas o grupos sociales. Una ley de transparencia no sería de recibo en la industria privada, ¿Nos imaginamos a Inditex o a El Corte Ingles o Repsol ante semejante situación?

¿Qué le pasa a esta sociedad? ¿Sigue basada en el pelotazo? La Vicepresidenta del gobierno muda ante Telefónica. Vaya sitial que ha escogido o le han escogido al cónyuge. ¿Quién asesora al Gobierno en la estética política? Iberdrola daba calambre, Telefónica al parecer, ya está homologada.

Contemplando lo que está aconteciendo, se siente la impresión del retorno del derecho natural y que la costumbre y la tradición vuelven a ser la ley. Así después de periodos de corrupción convulsa se establece la tradición de volverlo a hacer, pues la ley parece que marcara unos topes de hasta donde se puede llegar y los expertos en vacios legales, no tardaran en personarse para hacer de las suyas.

Sería vergonzoso me imagino, que la invitación para una cena en Palacio, por su reverso indicara recomendaciones como: No poner los codos, no hablar con la boca llena, limpiarse la boca antes de beber, no eructar, no sorber la sopa, respetar los cubiertos de plata o de oro. etc etc. Administradores Públicos, Diputados y Senadores honrados, que yo creo son la mayoría, deben de estar muy molestos y avergonzados.

Y por ultimo me pregunto qué. "si dentro del mal gobierno estarán penados los paños calientes, o de conveniencia en soluciones políticas". Posiblemente será una ley de difícil aplicación, por su dificultad en definir su vulneración, en el régimen señorial que nos encontramos.


0 Opiniones
Dinos lo que piensas, deja tu comentario
39772 + 1

Campos obligatorios (*)

El email no será publicado.

Por seguridad, toda etiqueta HTML será reemplazadas a texto