Valencia Opinión Revista - Noticias de la Comunidad Valenciana y sus pueblos

Las claves para una mudanza tranquila y sin estrés

concepto de mudanza

La tarea de mudarse es bastante farragosa para la mayoría de personas de este mundo. Por eso, a la hora de empezar una mudanza es importante encontrar con una buena empresa de mudanzas. Si vives en Valencia o alrededores, existe una compañía líder en mudanzas, tanto locales como nacionales e internacionales, que se llama Valenciana de mudanzas

Valenciana de mudanzas tiene como objetivo principal realizar mudanzas y presupuestos totalmente personalizado, y ahí, está la clave de su éxito durante los últimos años. 

Su atención especializada en el cliente consigue que la comunicación sea continua y cercana, proporcionándole confianza y bienestar. Además, sus más de veinte años de experiencia en el sector de las mudanzas le permiten prestar un servicio de calidad y llevar a cabo traslado desde y hasta Valencia. El equipo humano de la empresa está formado a la perfección en los aspectos de montaje, desmontaje, embalaje y manipulación del mobiliario, en las instalaciones de electrodomésticos y en el transporte de los mismos. 

De esta forma, se ve con claridad el primer aspecto clave para llevar a cabo una buena mudanza: la elección de una empresa de mudanza acorde con tus intereses.

La segunda clave se centra en el aspecto organizativo. A la hora de empezar una mudanza es clave la organización de tus enseres. De este modo, hay que realizar cinco tareas esenciales:

En primer lugar, realizar una lista con los enseres y muebles que trasladarás a tu nuevo hogar y los que no, unos días antes de la mudanza. En este paso es importante no tener piedad, es decir, hay que saber tirar las cosas que realmente no te sirven para nada para así no arrastras trastos a la nueva vivienda. Si planificas a la perfección lo que te vas a llevar vivirás con menos estrés el proceso ya que con una mayor probabilidad no te olvidarás nada.

En segundo lugar, embalar y ordenar en cajas los objetos seleccionados en la lista. En el caso de que esta tarea la realices tú en lugar de la empresa de mudanza, es importante clasificar por estancias los objetos a guardar, ya que, a la hora de colocarlos en la nueva casa, será más fácil localizarlo todo. Es recomendable empezar por la cocina, ya que es el lugar donde más objetos se suelen acumular. Además, es clave también etiquetar las cajas, escribiendo en el exterior de las mismas el contenido de ellas.

En tercer lugar, arreglar aspectos más burocráticos. Si contactas con antelación con tus compañías de luz, agua, gas y teléfono para cambiar los datos del domicilio, podrás entrar en la casa nueva con todo a punto para vivir, sin esperas ni estrés ante la falta de alguno de los servicios.

En cuarto lugar, definir la hora y el día de la mudanza. Puede parecer una tontería, pero, concretar con tu empresa de mudanzas el día y la hora con tiempo de antelación, permite realizar las tareas anteriores con más calma y filosofía. Al cabo del tiempo, se acumulan una cantidad considerables de objetos en una vivienda y cuanto más tiempo tengas para guardar, menos estrés habrá en tu cuerpo.

En quinto lugar, analizar la vivienda actual y la nueva. ¿Por qué? Hay que tener en cuenta de que manera serán sacados e introducidos los muebles más grandes en tu nueva casa. Para ello y con ayuda de la empresa, conviene inspeccionar la forma más fácil de moverlos, ya sea por la escalera, por el ascensor o si es necesario un servicio de grúa para introducirlos por alguna ventana o terraza. Si esta tarea se tiene en cuenta antes, evitarás los disgustos en medio de todo el movimiento de tus cosas.

Por último, preparar la nueva vivienda y vigilar el proceso. Que la nueva casa esté en perfectas condiciones para entrar a vivir, ya no solo en temas de reparaciones sino también de limpieza, facilitará la tarea de la mudanza sustancialmente, ya que se podrá desde un principio colocar cada mueble en su sitio y no tendrás que andar recolocando los mismos si hay que limpiar o reparar alguna zona de la casa. Además, implicarte en todo el proceso de la mudanza puede parecer una mala idea, pero la realidad es que, verte involucrado en el transcurso de la mudanza, ayuda a tu tranquilidad. Si observas que todo transcurre tal cual lo previsto y estás en el momento de la colocación de muebles te evitas volver a modificar las cosas cuando la empresa de mudanzas ya se haya marchado, pero, además, si surge algún imprevisto de última hora, estarás presente para tomar las decisiones oportunas.


En resumen, elegir una buena empresa de mudanzas es clave para el funcionamiento de este proceso que toda persona intenta evitar. Seleccionar una empresa de confianza será básico para evitar y eliminar todo estrés.

0 Opiniones
Dinos lo que piensas, deja tu comentario
68327 + 1

Campos obligatorios (*)

El email no será publicado.

Por seguridad, toda etiqueta HTML será reemplazadas a texto