Valencia Opinión Revista - Noticias de la Comunidad Valenciana y sus pueblos

La mujer debe servir al hombre

Pío Moa________

En el libro Los esclavos felices de la libertad, de Ruiz Portella, leo: "Libertad de costumbres. La que permite, por ejemplo, que ninguna mujer tenga hoy en su marido "el amo de la casa", como lo calificaba todavía en 1958 un folleto de la España franquista: "Ofrécete a quitarle los zapatos -añadía--. Habla en tono bajo, relajado y placentero () En cuanto a las relaciones íntimas () si tu marido sugiere la unión, accede humildemente, teniendo siempre en cuenta que su satisfacción es más importante que la de una mujer".

No sé si no le habrán colado un gol. El texto en cuestión es mucho más detallado y cómico, y me lo enseñó hace años en Cracovia una guía polaca que tenía novio español, el cual se lo había pasado. El escrito me dio impresión de cierto cachondeo. Me pareció falso, pero como en la historia hay de todo y se han escrito las cosas más inverosímiles, no negué que pudiera ser real. Le dije: "He vivido muchos años en el franquismo y jamás vi ni oí hablar de una cosa así. Tengo tres hermanas y ninguna tuvo nunca conocimiento de tales instrucciones. El libro de la Sección Femenina para las chicas era una colección de "mujeres ejemplares", que abarcaban desde santas o heroínas hasta la científica nuclear Lise Meitner, sin olvidar un ejemplo tan discutible como el de la Monja Alférez. Si el texto es real, puedo asegurarte que nunca tuvo ningún efecto, y que la Sección Femenina, precisamente, promovió la educación de la mujer a todos los niveles, por supuesto el universitario, ya en los años 40" (y con más eficacia que la república, pude haber añadido).

Hace poco volví a ver el texto, con algunas expresiones que denunciaban origen suramericano, y alguien me comentó que había surgido en alguna universidad useña como una broma no sé si feminista o antifeminista.

Como supuesta expresión de las ideas franquistas, la cosa vale poco, ya que nunca tuvo efecto real. Pero sería interesante contrastar debidamente su origen. Lo haya escrito quien lo haya escrito, no deja de tener valor como documento humorístico. Véase, por ejemplo, sobre la relación sexual: Cuando (el marido) alcance el momento culminante, un pequeño gemido por tu parte es suficiente para indicar cualquier goce que hayas podido experimentar. Si tu marido te pidiera prácticas sexuales inusuales, sé obediente y no te quejes. Cuando tu marido caiga en un sueño profundo, acomódate la ropa, refréscate y aplícate crema facial para la noche y tus productos para el cabello. No sé si muchos maridos soportarían largo tiempo a una mujer así.


9 Opiniones
  • Miguel Lozano

    17.01.2012

    "No sé si muchos maridos soportarían largo tiempo a una mujer así" Tienes toda la historia de la humanidad como muestra que practicamente todos lo soportarian perfectamente. Personalmente una mujer asi se acerca a lo que yo deseo y espero de una femina para el matrimonio.

  • Javier

    31.07.2011

    Cada cual cuenta la cosa como la vivió, peor la verdad es que en el ámbito del Meditarraneo europeo, a excepción de Francia, la subordinación de la mujer no fue una praxis exclusivamente española. Hoy aún sigue siendolo es muchos países ribereños tan cercanos al nuestro. La Sección Femenina vivió entre amplias contradicciones y aunque no supuso o contribuyó en exceso a la plena equiparación con el hombre, porque no estaba en su mano decidir ni llegar a esos extremos, si contribuyó, en lo que le fue posible, a abrir una brecha hacía el futuro: viajes, campamentos, trabajo en equipo, planificación y economía domestica, deporte, ..., esto que nos parece tan primario resultaba una enormidad para la mujer de hasta los inicios de los años sesenta, Y debo recordar que en nuestra actual sociedad, y los análisis históricos deben tener presente los contextos temporales y socio-culturales en que se desarrollan, los malos tratos, el mobbing laboral, la desigualdad en los salarios, el asesinato de mujeres, es algo que aún sigue vigente y nos desayunamos con ello, lamentablemente, todas las mañanas. Para criticar al franquismo y lo que supuso para los españoles. no creo que sirvan estas alforjas. Ahora que está tan de moda, hagan una encuesta entre quienes militaron, obligada o voluntariamente, en aquella organización antes de la década de los 60, cuando el desarrollismo, y las costumbres asimiladas en la emigración van haciendo posible la lenta pero imparable incorporación de la mujer a todos los niveles de la sociedad española.

  • Leandro

    30.07.2011

    Señor Moa, eso que usted no cree cerdadero lo he oído y visto en familiares de forma "normal", "ausmida", "implícita" y "explícita"...creoque debería sondear, muestrear un poco a la población de más de 60 años y probablemente se sorprendería de cuán real y cierto ha sido lo que muchas mujeres de esa generación sufrieron. Bien es cieto que dudo que en el resto de países fuera diferente. Y si nos remontamos a la Edad Media podríamos sorprendernos más. Así es que no se moleste: eso es más bien los tiempos en los que se enmarcó el Franquismo, no el Franquismo en sí.

  • Vicenta

    30.07.2011

    Hoy en día las cosas han cambiado mucho y no por la influencia del "innombrable" (ese que nunca nombran para responsabilizarlo de algo malo en los telediarios: Zapatético).

  • Maica

    30.07.2011

    La mayoría de los hombres son en el fondo unos verdaderos inútiles que no saben ni hacerse una salchica "scar Mayer para cenar. De hecho como no se cumple lo que esos párrafos del artículo de Moa ellos las amenazan con dejarlas y cuando la mujer se cansa es cuando el hombre suele caer en desgracia y se da cuenta de lo inútil y patético que es.

  • Jose Miguel

    30.07.2011

    No es esclavitud pero le falta poco porquesi tiene que hacer eso en esos momentos supongo que me puedo imaginarlo que peude pasar si la mujer haec lo que al hombre NO le apetece que haga, como irse y quedar con sus amigas, decir "hola" a un vecino, tardar más de la cuenta de volver de una salida a comprar para hacer la comida o no alabar simplemente lo bueno que es haciendo todo (incluso aunque no lo sea)...

  • Luisa

    30.07.2011

    Qué triste que las mujeres tengan que fingir su orgasmo. Triste y cruel. Si una feminoide lee esto el puede dar un infarto de miocardio.

  • Fernando

    30.07.2011

    Mi padre sí le tiró un zapato a mi madre por no decirle dónde tenía la ropa en una ocasión en la que se durmió mi padre para ir al trabajo o sea que de broma nada.

  • Carlos

    30.07.2011

    Pues no era ninguna broma ni fue algo aislado. Yo sí que lo he oído y mujeres que se han rebelado contra esa forma de comportamiento machista y ultra-misógino.

Dinos lo que piensas, deja tu comentario
27868 + 1

Campos obligatorios (*)

El email no será publicado.

Por seguridad, toda etiqueta HTML será reemplazadas a texto