Valencia Opinión Revista - Noticias de la Comunidad Valenciana y sus pueblos

La diputada Oltra, al banquillo de los acusados pero no piensa dimitir

David Lozano

La parlamentaria de Compromís pierde la batalla judicial y se sentará en el banquillo por un delito de desobediencia. A diferencia de lo que comulga y reclama para otros: no dimitirá.

Si buscamos en las hemerotecas o en el mismo Diario de Sesiones de Les Corts una de las frases más repetidas por la diputada de Compromís, Mónica Oltra, durante los últimos dos años y medio ha sido algo parecido a esta afirmación: "si está imputado, debe dimitir". El verbo dimisión ha brotado continuamente de boca de la polémica parlamentaria (que se colocó una camiseta con la fotografía de Francisco Camps y el texto de "se busca, solo vivo") que locuazmente ha arremetido contra el ex presidente, y otras cargos del PP, por estar imputados en diversos procesos. Una vez se conoció la apertura de juicio oral contra Camps, Oltra fue una de las primeras voces en exigir la dimisión del entonces jefe del Consell. Pero como nos empeñamos en hacer grande el refranero español, Mónica Oltra ha visto la paja en ojo ajeno y la viga que tiene en el suyo y que no ve confirmaaquello del doble rasero. Este martes la sección segunda de la Audiencia Provincial de Valencia ha ordenado juzgar a la diputada de Compromís por una falta de desobediencia, en relación a los incidentes generados el 6 de abril de 2010 durante el derribo de una vivienda en el marco del Plan Especial de Protección y Reforma Interior de El Cabanyal. El tribunal ha estimado los recursos interpuestos por el ministerio fiscal y el Ayuntamiento de Valencia contra el auto del juzgado de Instrucción número 10, que acordaba el archivo de las actuaciones por prescripción. La Audiencia estima en un auto (contra el que no cabe recurso) que no ha transcurrido el plazo prescriptivo, puesto que a lo largo del procedimiento ha habido una imputación formal contra Oltra en junio de 2010 y otra imputación respecto del resto de personas denunciadas por la Policía en un auto de septiembre del mismo año. Considera que estos autos "integran la resolución judicial motivada", que atribuye a los denunciados su participación en los hechos constitutivos de una falta de desobediencia, por las que "debe celebrarse el correspondiente juicio a fin de evaluar su naturaleza, grado de participación y responsabilidad en que hubieran podido incurrir". La causa se originó con la denuncia formulada por la Policía Local de Valencia en relación a unos hechos registrados en el desalojo de El Cabanyal. La Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana asumía la competencia en cuanto a los hechos atribuidos a Oltra por su condición de diputada en Les Corts. En junio, el magistrado instructor del TSJCV imputó a Mónica Oltra por una falta de desobediencia leve a los agentes de la autoridad, y al mes siguiente se declaró no competente -al ser una falta y no un delito- para llevar la causa, con lo que también la devolvió al juzgado de Instrucción. Pese a tener que sentarse en el banquillo de los acusados, Oltra ya ha anunciado públicamente que no va a dimitir y que está tranquila "porque volvería a hacer exactamente lo mismo". Por su parte, el vicealcalde de Valencia, Alfonso Grau, opina lo contrario y ha afirmado que "es muy grave que una representante del pueblo valenciano tenga que responder ante su máximo órgano legislativo por falta de respeto a la ley y a la autoridad que le representa". Son las primeras reacciones a esta noticia que de momento evidencia un doble rasero y quizás una doble moral por parte de la izquierda valenciana. . Otrosí: Aprovecho este espacio para ofrecer mi más sinceras condolencias a Rosa Barceló y Eduardo Zaplana que este martes han perdido a su hijo Eduardo. Un trance doloroso y difícil, como difíciles han sido los 22 años de vida de Eduardo, una vida cargada de sufrimiento pero llena de amor y cuidados familiares que le han hecho muy feliz hasta hoy. Hago extensivo el pésame a toda la familia Zaplana-Barceló.


1 Opiniones
  • Javier

    11.08.2011

    Y privarnos de sus "espectáculos"?. Por nada del mundo!. Que sea inconsecuente no sorprende a nadie, eso es consustancial a toda la progresía, guiños falleros aparte. Hay que dejarla, hay que ver como cuaja lo de Equo y contemplar que tal llevan eso los del PSPV, los de IU y... los del Bloc, que al fin y al cabo esto es un "compromis" y uno aún recuerda aquella tierna instantánea que adornaba los autobuses de la EMT en que la cabeza de la ex-diputada de IU se apoyaba cariñosamente en el hombro del candidato de Bloc, escenificando un hollyvudiense romance ideológico. Y todos sabemos como acabó aquello.

Dinos lo que piensas, deja tu comentario
28455 + 1

Campos obligatorios (*)

El email no será publicado.

Por seguridad, toda etiqueta HTML será reemplazadas a texto