Valencia Opinión Revista - Noticias de la Comunidad Valenciana y sus pueblos

Gallardón insiste en que había circunstancias "humanas" y "sociales" para conceder el indulto al "kamikaze" en Poliny

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, ha insistido en un nuevo escrito en que había circunstancias "humanas, personales, sociales y familiares" que aconsejaban conceder el indulto al "kamikaze" en Poliny, quien fue condenado a 13 años de prisión por un accidente de tráfico en 2003 en la AP-7, en el que perdió la vida un joven que circulaba con su vehículo. Así consta en un escrito remitido por Gallardón a la representante de Stop Accidentes de la Comunitat Valenciana, Ana Novella, en respuesta a una carta que le envió ésta para expresar su queja por el indulto concedido. Novella ha dado a conocer este escrito este viernes, durante la entrega, por parte de la familia de la víctima, de más de 45.000 firmas en la delegación del Ministerio de Justicia en Valencia para solicitar que se revoque el indulto. En la carta, con fecha 14 de febrero, lo primero que hace Gallardón es transmitir que entiende que existan posiciones en contra a las medidas de gracia concedidas por el Consejo de Ministros, y "especialmente" por parte de asociaciones y familiares. Respecto al caso concreto de Poliny, el ministro indica que tanto en este indulto, como en los otros siete indultos parciales concedidos en 2012 a autores de delitos contra la seguridad en tráfico, "se ha puesto de manifiesto que hay posiciones encontradas, que hay sensibilidades divergentes y que hay circunstancias humanas, personales, sociales y familiares que aconsejaban ejercer el derecho de gracia, siquiera parcial, para tratar de resolver con la mayor equidad posibles tales peticiones". Gallardón señala que es "consciente" de la repercusión social de estas medidas, pero afirma que el Gobierno y el Ministerio de Justicia "deben tomar decisiones sobre todas las peticiones de indulto que se reciben --más de 6.000 cada año--, y estas decisiones son a veces tremendamente difíciles de adoptar", reitera. Asimismo, en la carta, el ministro transmite que la política del Ejecutivo en pro de la seguridad vial y para la reducción de la siniestralidad en carretera, "no ha variado ni un ápice, estando pues el Gobierno claramente resuelto en procurar la mayor concienciación ciudadana que sea posible respecto de las causas y consecuencias de los accidentes de tráfico". En esta línea, agrega que el Gobierno "ha sido y sigue siendo claramente restrictivo" a la hora de conceder indultos contra la seguridad vial. Así, durante el año 2012, el Ministerio recibió 1.200 peticiones de indulto por delitos contra la seguridad vial, de los cuales, se concedieron ocho, lo que supone un 0,6 por ciento del total. Por último, Gallardón subraya que el Gobierno hace uso del derecho de gracia "de una forma limitada y prudente", y añade que seguirá haciendo uso de él "con la mayor sensibilidad posible, con el más riguroso análisis y con la máxima atención a las demandas y sensibilidades sociales". Sobre este escrito, Novella ha manifestado que "para nada" está justificado este indulto "cuando había informes en contra", y el único positivo era de Instituciones Penitencarias, "donde se decía que evidentemente el preso no daba ningún problema en la prisión". "No es para nada lógico", ha insistido. "Este tipo de indultos no son ejemplares", ha agregado Novella, porque "tira abajo campañas sobre la seguridad vial".

0 Opiniones
Dinos lo que piensas, deja tu comentario
59130 + 1

Campos obligatorios (*)

El email no será publicado.

Por seguridad, toda etiqueta HTML será reemplazadas a texto